En ella encontrarán toda la información sobre las actividades desarrolladas por el ACDC de la Universidad de La Laguna (Tenerife) en relación con nuestros intereses: la divulgación científica, el análisis objetivo de las pseudociencias y la difusión del pensamiento crítico.  
Síguenos
Escépticos en el pub (Canarias)
Nuestra Universidad
Nuestra web hermana

La página web de los Cursos Universitarios Interdisciplinares de Extensión Universitaria “Ciencia y pseudociencias” de la Universidad de La Laguna
Petición

Pide que los remedios homeopáticos indiquen que su eficacia no está demostrada
El ACDC se adhiere

¡Fírmalo tú también!
No al recorte del Presupuesto en I+D
Otras Opciones
· Galería de Imágenes
· Consultas
· Encuestas
· Buscador
· Recomiéndenos
· Tu Cuenta
Usuarios Registrados
Nombre de usuario

Contraseña

Si todavía no tienes una cuenta, puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como enviar comentarios en los artículos o recibir información de nuestras actividades.
La más profunda frontera de conocimiento
 

Nueve meses fueron suficientes para que la marina estadounidense comprara el batiscafo sumergible Trieste, lo pusiera a punto junto a su tripulación y preparara todo el Proyecto Nekton.

En enero de 1960, comenzó esta serie de inmersiones profundas cerca de la isla de Guam en el Pacífico Occidental.

Nekton era, según un comunicado de prensa de la marina estadounidense, una operación de alto nivel cuyo objetivo era proporcionar "conocimiento científico sobre penetración de la luz solar, visibilidad submarina en las profundidades, transmisión de sonidos artificiales y estudios geológicos marinos".

Aunque Jaqcues Piccard, el diseñador del batiscafo, ya había empezado a probar el Trieste en 1953, la participación de la marina estadounidense hizo posible que Piccard pusiese en práctica su creación. El Trieste llevó a cabo un total de 64 inmersiones antes de que la nave y su tripulación estuviesen listas para la última prueba.

El 23 de enero de 1960 –hace 55 años–, desafiando a los bravos mares con Piccard a su lado, Walsh tomó el mando del Trieste para llevarlo al oscuro silencio de la Fosa de las Marianas. A casi 11 kilómetros (10.911 metros) bajo el nivel del mar, en la zona conocida como el Abismo Challenger se creía que ningún ser vivo podía subsistir y que sólo albergaría esqueletos.

Sin embargo, Walsh y Piccard fueron testigos de algo que ningún ser humano había visto: vida marina en el punto más recóndito del planeta.



Cuando el Trieste emergió cerca de 9 horas más tarde, se convirtió en el primer navío –con tripulación o sin ella– en alcanzar lo más profundo del océano. El récord alcanzado ese día, hace ya medio siglo, fue igualado en 2012 por el director de cine y explorador James Cameron, que llegó a las profundidades de la fosa a bordo del DeepSea Challenger.

SINC 21 enero 2015 10:00

WEARBEARD

Licencia : Creative Commons.

Categoría: Tecnologías.

Noticia procedente del Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC). http://www.agenciasinc.es/

Publicado por el ACDC el 23Ene2015.


Enviado el Viernes, 23 enero a las 09:14:59 por divulgacioncientifica (632 lecturas)
 
Opciones

 Imprimir  Imprimir                

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

"Usuarios Registrados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor