En ella encontrarán toda la información sobre las actividades desarrolladas por el ACDC de la Universidad de La Laguna (Tenerife) en relación con nuestros intereses: la divulgación científica, el análisis objetivo de las pseudociencias y la difusión del pensamiento crítico.  
Síguenos
Escépticos en el pub (Canarias)
Nuestra Universidad
Nuestra web hermana

La página web de los Cursos Universitarios Interdisciplinares de Extensión Universitaria “Ciencia y pseudociencias” de la Universidad de La Laguna
Petición

Pide que los remedios homeopáticos indiquen que su eficacia no está demostrada
El ACDC se adhiere

¡Fírmalo tú también!
No al recorte del Presupuesto en I+D
Otras Opciones
· Galería de Imágenes
· Consultas
· Encuestas
· Buscador
· Recomiéndenos
· Tu Cuenta
Usuarios Registrados
Nombre de usuario

Contraseña

Si todavía no tienes una cuenta, puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como enviar comentarios en los artículos o recibir información de nuestras actividades.
La momia de ET
 

El 2 de mayo se publicó en Principia, el suplemento de divulgación científica del periódico Diario de Avisos, de Santa Cruz de Tenerife, coordinado por Verónica Martín, el artículo titulado “La momia de ET”, escrito por Ricardo Campo Pérez, Doctor en Filosofía y miembro del Aula Cultural de Divulgación Científica. Por su gran interés lo reproducimos más abajo. Se puede descargar el artículo en su formato original en ESTE ENLACE.

La momia de ET

Hace ya muchos años que los extraterrestres y sus naves discotequeras pasaron de moda en los medios de comunicación tradicionales. Ahora han quedado recluidos en esa charca infectada de charlatanes e ignorantes ensoberbecidos que es Internet. Cualquier disparate toma visos de verosimilitud en ese medio. Por ejemplo, desde hace algunas semanas un empresario norteamericano intenta hacer pasar un pequeño feto humano momificado por un ser extraterrestre. No sea desconfiado, por favor, y abra su mente. La ocurrencia no ha quedado en esta ocasión recluida al mundillo digital de los creyentes sino que los medios virtuales de información general también han recogido el asunto, ávidos de carnaza con la que impactar un ratillo al navegante con ratón.



Como puede verse en las entradas correspondientes de Magonia, de Luis Alfonso Gámez, en el portal La mentira está ahí fuera o en el blog de Robert Sheaffer sobre ovnilandia, se trata de una criatura de catorce centímetros de longitud y con un extraño cráneo aplastado que fue hallada hace ya una década en la localidad chilena de La Noria, en el desierto de Atacama, por un saqueador de restos arqueológicos. Los restos fueron examinados en 2007 por el forense español Francisco Etxeberria, profesor de Medicina Legal y Forense de la Universidad del País Vasco (UPV), por encargo de un grupo de aficionados a los platillos volantes de Barcelona, a quienes no gustó la conclusión a que llegó el especialista: se trataba de un feto humano momificado completamente normal y de varios centenares de años de antigüedad, según recogía el informe médico pericial. La edad de gestación era de quince semanas e incluso tenía una porción de cordón umbilical pegada al abdomen. El cráneo está aplastado lateralmente, lo que le da ese aspecto semejante al de la imaginería alienígena. Esto al mismo tiempo causa histeria en los creyentes y despierta la avidez de negocio entre los mercaderes de lo oculto y lo insólito.

La momia ET, algo más propio de una barraca de feria de finales del siglo XIX con monstruos típicos de la época como la mujer barbuda y el forzudo con barriga hipertrofiada, llegó a oídos de un médico y negociante norteamericano del más allá que se llama Steven Greer, en cuyas majaderías conspiracionistas está basado un documental titulado Sirius, que lo mismo podría llamarse “El feto de ET, los tontos, su dinero y mi bolsillo”, donde nos cuentan que los seres espaciales han visitado la Tierra, que viajan a velocidades superiores a la de la luz y que esos sistemas de propulsión han sido desarrollados también aquí, pero que los poderes en la sombra prefieren mantenernos esclavizados al petróleo. Steven Greer cree, además, que los seres humanos fueron creados en laboratorio por los extraterrestres y también cree en otras cosas igual de chocantes debido a que campa por la vertiente más hard del manicomio ufológico, la exopolítica, que si usted sabe griego y latín (literalmente) entenderá que tal cosa trata de las relaciones reguladas entre los habitantes de una ciudad o un estado, en este caso entre los de la Tierra y los seres “exo”, de fuera, alienígenas. Es como hablar del sexo de los ángeles, pero hay gente que se lo cree y fanáticos que obran en este sentido. En todos los sentidos de obrar, quiero decir.

Todas estas cosas –entre ellas el supuesto ADN anómalo de la momia- no se han publicado en las revistas adecuadas donde puedan ser sometidas a comprobaciones y refutaciones, sino que están sido vendidas en los medios de comunicación, en la plaza pública de la caspa ocultista. De esta forma los investigadores del más allá, los periodistas del misterio y los organizadores de congresos de cosas raras y paranormales continúan haciendo el ridículo y sonriendo de satisfacción al mismo tiempo. En su mundo paralelo de buen rollo y figuración interesada cualquier chorrada pasa por ser ciencia de vanguardia o por impactantes secretos desvelados por un par de fulanos que dicen ser investigadores y medio salvadores de la humanidad. Mientras se hacen los interesantes y se dicen cursiladas unos a otros sienten que su obra tiene una altura semejante a la de John Ford, cuando en realidad podrían salir de extras en alguna película de Ed Wood.

ACDC. 03May2013.


Enviado el Viernes, 03 mayo a las 09:54:10 por divulgacioncientifica (783 lecturas)
 
Opciones

 Imprimir  Imprimir                

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

"Usuarios Registrados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor