En ella encontrarán toda la información sobre las actividades desarrolladas por el ACDC de la Universidad de La Laguna (Tenerife) en relación con nuestros intereses: la divulgación científica, el análisis objetivo de las pseudociencias y la difusión del pensamiento crítico.  
Síguenos
Escépticos en el pub (Canarias)
Nuestra Universidad
Nuestra web hermana

La página web de los Cursos Universitarios Interdisciplinares de Extensión Universitaria “Ciencia y pseudociencias” de la Universidad de La Laguna
Petición

Pide que los remedios homeopáticos indiquen que su eficacia no está demostrada
El ACDC se adhiere

¡Fírmalo tú también!
No al recorte del Presupuesto en I+D
Otras Opciones
· Galería de Imágenes
· Consultas
· Encuestas
· Buscador
· Recomiéndenos
· Tu Cuenta
Usuarios Registrados
Nombre de usuario

Contraseña

Si todavía no tienes una cuenta, puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como enviar comentarios en los artículos o recibir información de nuestras actividades.
El hombre que reinventó la rueda (y de paso, el preservativo)
 

El 1 de julio de 1860 fallecía el químico Charles Goodyear tras sufrir un ataque, al enterarse de la muerte de su hija.

Pese a que descubrió el material que actualmente se utiliza en los preservativos o los neumáticos de los vehículos, terminó su vida en la más absoluta pobreza, dejando atrás unas deudas de 200.000 dólares.  

En su juventud, Goodyear había sido uno de los muchos científicos que en la década de 1830 buscaba cómo aprovechar el caucho de Latinoamérica para desarrollar un producto resistente a las temperaturas extremas.

Aunque sus primeras investigaciones fueron un fracaso, su perseverancia se vio recompensada con un golpe de suerte. Mientras experimentaba en su laboratorio, unos fragmentos pequeños de caucho mezclado con azufre cayeron por accidente en la estufa.

Al examinarlas, descubrió que los trozos habían perdido su pegajosidad y fluidez, transformándose en un material sólido. A partir de este hallazgo, Goodyear comenzó a mezclar el caucho y el azufre a altas temperaturas, descubriendo así la goma vulcanizada (nombrada así por Vulcano, dios romano del fuego).

Tras cinco años peleando en la miseria, en 1844 Goodyear consiguió por fin la patente de su invención. Pero a partir de entonces se vio enredado en una serie de pleitos contra los piratas industriales que le impidieron dedicarse a la comercialización de sus hallazgos.



En el extranjero, Goodyear también recibió más honores y distinciones que dinero. En Inglaterra, Thomas Hancock se anticipó a registrar sus hallazgos y en Francia sus patentes fueron anuladas por un tecnicismo, por lo que tuvo que pasar un tiempo en prisión debido a las deudas que ya había contraído.

Paradójicamente, la multinacional de neumáticos Goodyear –creada cuarenta años después de su muerte y bautizada en su honor– es actualmente una de las más rentables de la gran industria automovilística.

SINC 01 julio 2015 12:01

WEARBEARD

Licencia: Creative Commons.

Categoría: Tecnologías.

Noticia procedente del Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC). http://www.agenciasinc.es/

Publicado por el ACDC el 07Jul2


Enviado el Martes, 07 julio a las 10:13:50 por divulgacioncientifica (3063 lecturas)
 
Opciones

 Imprimir  Imprimir                

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

"Usuarios Registrados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor